Chary Gumeta (Chiapas, México.1962) es poeta y promotora cultural. Estudió una Licenciatura y Maestría enfocada en la Educación y otra en Letras Latinoamericanas. Ha participado en festivales, ferias del libro, coloquios y seminarios nacionales e internacionales. Ha publicado en diversos medios de difusión y ha sido antologada en varios países. Ha publicado entre otros, los poemarios: Poemas muy violetas; Como plumas de pájaros; Como quien mira por primera vez un Unicornio; Veneno para la ausencia; Perlas de obsidiana y También en el sur se matan palomas. Dirige el Festival de Arte y Literatura “Grito de Mujer”, en Chiapas.

POESÍA MEXICANA; CHARY GUMETA

“DEBUTANTES” LES DICEN

La noche es lenta y de poca clientela
está ahí, parada, expuesta a todos los peligros.

Recuerda la primera vez
“debutantes” les dicen
y toda ella se llena de lágrimas;
“nunca pensé llegar a esto,
yo estudié en la universidad halla en El Salvador”
dice, mientras se limpia los ojos con las manos;
sigue llorando, por lo difícil que ha sido,
sobre todo mantenerse viva.

“Madre, ¿usted piensa que me gusta esto?
no, mamaíta, hui de Chalatenango
porque los maras querían matarme”

Trato de consolarla
y le digo que tenga fuerzas para continuar,
me abraza y me da un beso en la mejilla,
un taxi se para, es un cliente, se sube
y me dice adiós.

El movimiento de su mano
es una mariposa que se va volando.

.

.

QUERIDA MARCELA

Querida Marcela

Te pregunto

¿Cómo toleramos esta tragedia,

Esta masacre de cuerpos mutilados

Y de mensajes sobre la piel de las víctimas?

¿Cómo nos hicimos cómplices

En un momento dado de esta vergüenza?

Recordaré dolorosamente

Las buenas intenciones gubernamentales

Y de que tú y yo

Podamos contarlo.

.

.

MIGRANTES

Para Memo Acuña

Escucho un ruido ensordecedor

A la distancia,

Todo tiembla.

“¡Ahí viene el tren de las moscas!”

Grita alguien

Y mis ojos se preñan

De imágenes desalentadas y escuálidas,

Con hombres hambrientos y tristes.

Todos estiran los brazos ansiosos,

Parece que quieren volar

De repente sus manos alcanzan

Lo que les ofrecen aquellas mujeres

De las vías.

Se aleja con su sonar trágico

Hasta que la mirada lo pierde.

Solo son fantasmas

No volverán.