Elizabeth Castro (Ciudad de México, México. 1994) es Licenciada en Relaciones Comerciales de profesión, pero autodidacta en las artes literarias y plásticas. A una corta edad comenzó a escribir poesía y relatos breves como resultado de su gran pasión por Poe, Sabines, Borges y Neruda. Actualmente trabaja en su primero poemario y está cerca de estrenarse en el mundo de las publicaciones con una antología de poesía joven. Aquí su primera muestra de poesía para Vislumbre.

VERSOS DE ELIZABETH CASTRO

LA PALABRA POEMA SE ESCRIBE CON H

La fortuna es, por ejemplo,
sentir el amor, en ti, amor,
comprobar y creer que alguien tenga sangre de serenidad
y peces en los ojos.
Una bocanada que sale de ti es un elixir de la vida.
Si no pudiera verte, amor,
si solo pudiera escucharte,
te diría que tus palabras son abismo y paraíso.
Juraría que nadie puede ser más poema, que tú.

MARCI

Esto no es un juego de dominó,
ni esos pasteles que horneamos,
no son todo lo que hemos aprendido juntas,
ni esas risas que nos desinflan.
Esto es un g r a c i a s,
por siempre estar aquí.
por darme tu hombro cuando se me cae la escalera,
por escucharme sin condición.
Por ser flores, por tu silencio confidente, por ser real.
Por todo el consuelo que tiene saber
que, si tengo que nombrar a mis amigos solo con los dedos de una mano,
tú serías el índice.

HASTA EL FINAL, EL FINAL

Estás conmigo porque yo te deseé
Se deshizo la armadura que te guardaba y yo me imanté a ti
ya vez, yo sigo ganando.
Estar contigo es tener una estrella fugaz que me acompaña,
ahora los senderos, que recorro contigo se convirtieron en mi sábana.
y nuestro futuro juntos es una almohada compartida.
Todo ahora está completo.
La mala suerte se me fue.
Desde que estoy contigo todo me sabe a mar,
no por lo salado, sino por lo extenso.