Ernest Hemingway: Un gato sabe avanzar sin moverse.

EL VIEJO EN EL PUENTE Un viejo con gafas de montura de acero y la ropa cubierta de polvo estaba sentado a un lado de la carretera. Había un pontón que cruzaba el río, y lo atravesaban carros, camiones y hombres, mujeres y niños. Los carros tirados por bueyes subían...

Patricia Highsmith: La supervivencia del escritor es una ardiente convicción.

* Qué gran salto daría la Literatura, si todo aquel que escribe un libro tuviera unas condiciones de trabajo ideales: una habitación tranquila, regularidad, no estar sometido a la ansiedad. Las exigencias del escritor son muy sencillas y, sin embargo, lo más difícil de conseguir en el mundo moderno es...

Elizabeth Gilbert: Lo que está, va a florecer como es debido.

COMER, REZAR, AMAR (FRAGMENTO) Deja que las cosas se rompan, deja de esforzarte por mantenerlas pegadas. Deja que la gente se enoje. Deja que te critiquen, su reacción no es tu problema. Deja que todo se derrumbe, y no te preocupes por el después. ¿A dónde iré? ¿Qué voy a hacer? Nadie...

Charles Bukowski: Cuanto más entiendes, el amor suele ser intolerable.

EL CORAZÓN QUE RÍE Tu vida es tu vida. No dejes que sea golpeada contra la húmeda sumisión. Mantente alerta, hay salidas, hay una luz en algún lugar; puede que no sea mucha luz, pero vence a la oscuridad. Mantente alerta, los dioses te ofrecerán oportunidades: Conócelas, tómalas… No puedes vencer a la muerte,  Pero puedes vencer a la muerte en la...

Horacio Quiroga: Los ideales se consiguen volando.

LA ABEJA HARAGANA Había una vez en una colmena una abeja que no quería trabajar, es decir, recorría los árboles uno por uno para tomar el jugo de las flores; pero en vez de conservarlo para convertirlo en miel, se lo tomaba del todo. Era, pues, una abeja haragana. Todas las mañanas apenas...

Pedro Enríquez: El artista que escribe en el agua para poder respirar.

ANTES DE LA PALABRA Padre,  no me dejes en el juego del azar, barajo el viento, las hojas de los árboles, gusano de las moreras encerrado en mi caja de cartón, indefenso, ausente de las miradas en otro nivel de consciencia. No entiendo las reglas de transformación en mariposa, arrastro mi propia esencia de absurdas casualidades, marco los límites  y dejo un rastro de babas secándose, no...

COLABORACIONES